Sin Añoranzas ni Ojalás

Y si bien habrán otras mañanas, otros sueños y hasta otros destinos, hoy por hoy tan solo la entrega me hala; así sin esperanzas ni memorias de otros amaneceres, sin añoranzas ni ojalás, sino tan solo con la inmediata disolución en la tormenta de vacío que el silencio del corazón de tu noche trae a mi presente como la más completa palabra que declara un final mortal al grano de arena que un amanecer se vistiera de vida y llegara a ser yo.

Advertisements

Leave a Reply