La Lejanía Inmensa de tu Voz

Y es preciso en este instante en el que veo el silencioso titiriteo de las estrellas que han recorrido no solo el vasto océano vacío, sino también un inmenso océano de tiempo para poder estar aquí, como luz y como silencio entre ruidos y oscuridades.

Pero veo aún más, infinitamente más.

Veo claramente que precisamente así tú, mi bien amada, has emanado tu silencio y tu luz a travez de las profundidades del abismo de vacío para que mis ojos puedan abrirse, para que mis oídos escuchen tus silencios, para que mi mente se disuelva en las lejanías inmensas de la eternidad de tu voz.

Advertisements

Leave a Reply